Mindfulness y sus beneficios

Para entender de dónde deriva Mindful Eating quiero dedicar este post a explicaros bien en qué consiste Mindfulness y cuáles son sus beneficios.

¿Cuántas veces has “no saboreado” tu plato favorito por estar mirando la TV, leyendo el periódico o consultando tu Facebook a la vez? ¿O “no viendo” una puesta de sol por intentar hacer la mejor foto posible con el móvil?

Podríamos poner infinidad de ejemplos de cuántas veces “no estamos” en nuestra vida porque nuestra atención se encuentra en internet o divagando en nuestra mente repleta de obligaciones, presiones, exigencias, miedos, inseguridades que nos mantienen en una ansiedad constante.

 

Parece que tenemos un cerebro experto en ir al futuro (preocupaciones), al pasado (tristeza y culpa) o a estar en cien cosas a la vez (Internet) en vez de estar en el Aquí y Ahora para disfrutar del momento presente.

Y de esta necesidad de volver a centrarnos, de ser más conscientes de uno mismo, de vivir nuestra vida con plenitud; surge la relevancia de Mindfulness.

Mindfulness es una técnica de meditación para prestar atención a lo que estás haciendo de manera deliberada, siendo consciente de lo que ocurre en tu interior – sensaciones corporales, emociones y pensamientos – como lo que ocurre fuera, en tu entorno; sin juzgarlo ni criticarlo.

Es Jon Kabat-Zinn uno de los mayores investigadores de esta disciplina desde su Clínica para la Reducción del Estrés de la Universidad de Massachusetts.

Jon Kabat-Zinn

Se entrena focalizando la atención en algo específico, como la respiración, observando con ecuanimidad el surgimiento esperable de pensamientos, emociones y/o sensaciones diversas. Cuando la persona se da cuenta de que se ha distraído y de que su mente ha divagado, la práctica consiste en reconocer en este momento el contenido de ese pensamiento y retornar al foco de la atención. Se da un proceso circular que consiste en prestar atención plena, distraerse, hacerse consciente de la distracción y amablemente volver a prestar atención plena. La tendencia a la distracción disminuye gradualmente a medida que aumenta la familiaridad con la práctica. (Kabat-Zinn 2003)

 

BENEFICIOS MINDFULNESS

  • Aumenta la plasticidad cerebral; que es la capacidad que tiene nuestro sistema nervioso para adaptarse a los cambios del medio externo e interno. Mediante la práctica de la Atención Plena se ha constatado que se producen cambios en la organización funcional y estructural del cerebro. De esta manera, diferentes áreas relacionadas con procesos de aprendizaje, memoria y regulación emocional se incrementan gracias a la Atención Plena.
  • Reduce el estrés. Según la investicación publicada en 2013 en la revista health Psychology, la Atención Plena no sólo está asociada con sentirse menos estresado, sino que también está vinculada a una disminución de los niveles de la hormona del estrés (cortisol).
  • Aumenta la capacidad de perspectiva. La Atención Plena puede ayudarnos a analizar de forma más objetiva y eficaz nuestros problemas. Según estudios, puede ayudarnos a resolver ciertos bloqueos que van más allá de la realidad que pueden magnificar o limitarnos cuando tenemos un problema.
  • Aumenta las emociones positivas y reduce las negativas. Al igual que los  músculos del cuerpo, el cerebro desarrolla y fortalece las neuronas que más utilizamos y atrofia o debilita las neuronas que menos utilizamos. Una mayor cantidad e pensamientos negativos generan emociones no placenteras (ansiedad, depresión, envidia, insatisfacción, culpa…). Lo que se llama infelicidad autogenerada. En cambio, a más pensamientos positivos se elevan las emociones placenteras y la felicidad.

Y COMO CONSCUENCIA AUMENTA LA SALUD Y EL BIENESTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *